el origen de la tapa

El origen de la tapa

Hoy en día, la palabra tapa está presente en la mayoría de cartas de restaurantes y bares de todas las ciudades de España. Antiguamente, esta palabra estaba más ligada a Andalucía. Y es que realmente, como os contaré más adelante, este concepto, según cuentan, tiene su principal origen en esta comunidad autónoma.

El turismo de «tapeo»

Que nuestro país es destino principal del turismo gastronómico no coge por sorpresa a nadie. La calidad de los productos, elaboración, clima y precios hacen de España un lugar muy atractivo para otros países Europeos. Tanto es así, que el concepto de tapa está siendo conocido y demandado cada vez más por estos turistas.

Pero, ¿de dónde viene realmente este término?

¿De dónde proviene la palabra y el concepto «tapa»?

Para explicar los orígenes de la tapa, nos tenemos que remontar al siglo XIII, más en concreto al reinado de Alfonso X El Sabio. Fue él mismo quien impuso que en los mesones de su tierra no se sirviera vino solo, si no que se hiciera con algún acompañamiento de comida. Con esto, evitaba que el vino se «subiera» a la cabeza.

¿Porqué se le llama «tapa? Al principio, estas pequeñas porciones de comida se colocaban sobre la copa de vino, tapando la boca de la misma. Se podría decir que hacía de tapa para la copa de vino, evitando así también que entraran mosquitos dentro del caldo. Normalmente, estos aperitivos consistían en porciones de embutidos, como lonchas de jamón o cuñas de queso.

Otros posibles orígenes

La tapa tampoco se escapa de los rumores y anécdotas. Hay muchas personas que aseguran que el origen de la tapa es bien distinto. Según estos rumores, los orígenes tendrían lugar en Cádiz, durante una visita del rey Alfonso XIII. En uno de sus descansos rutinarios, el rey pidió una copa de Jerez. El viento soplaba fuerte ese día y el camarero encargado de servir la copa, temiendo que el vino se llenara de arena, colocó una loncha de jamón sobre la copa a modo de «tapa».

El rey Alfonso XIII pidió explicaciones sobre el aspecto de la copa. Tanto gustó la idea, que los siguientes vinos los pidió con la misma «tapa» para la copa.

Sea una u otra la verdadera historia de la tapa, lo cierto es que estamos encantados con este concepto. Sin duda, es el motor de nuestro restaurante y trabajamos para ofrecer las mejores tapas de Sevilla.

No Comments

Post A Comment